La traqueobronquitis infecciosa canina o «Tos de las perreras»

¿Qué es?

La traqueobronquitis infecciosa canina, conocida también por su alto poder de contagio como tos de las perreras, es una enfermedad multifactorial causada por: Bordetella bronchiseptica, virus del moquillo, CAV-1, CAV-2 y el virus de la parainfluenza canina.

¿Qué la provoca?

Este conjunto de microorganismos dan lugar a infecciones que sólo afectan al sistema respiratorio, ya que no se trasladan a otros órganos. Tras infectar el tejido respiratorio producen lesiones de tipo inflamatorio a nivel de los bronquiolos. Estas lesiones pueden sobreinfectarse de forma secundaria por alguna bacteria, agravando en ocasiones enormemente la enfermedad.

¿Qué síntomas tiene?

Entre los síntomas más comunes que muestra la enfermedad hallamos una fuerte tos, seca y profunda, en ocasiones confundida con fuertes arcadas ya que pueden llegar a terminar en un vómito de baba blanca o transparente.

 

Esta tos puede acompañarse de fiebre. En general la duración del cuadro es de entre 3 a 7 días, pero se agrava fácilmente. Lo más frecuente es que se produzca en cachorros. En los cachorros adopta formas más graves dado el poco desarrollo inmunitario.

 

 ¿Tiene tratamiento?

Dependiendo de la gravedad de la infección en cada perro, deberá ser tratada o no. En el caso de que sea necesario se tratará con antibióticos y antiinflamatorios específicos pautados o administrados por un veterinario.

¿Cómo prevenirla?

La vacuna contra la bacteria Bordetella bronchiseptica y el virus de la parainfluenza es la más efectiva. Su administración puede ser subcutánea o intranasal y provee de defensas inmunitarias durante 1 año.

Esta vacuna es obligatoria en casi todas las residencias caninas, además de muy recomendable en perros propensos a sufrir esta enfermedad.

Los perros y el deporte: grandes compañeros

Con motivo del día internacional del deporte, queremos hablar de aquellos que se pueden realizar compartiendo experiencias con nuestros amigos caninos.

Con la llegada del buen tiempo y la desescalada, apetece cada vez más pasar más horas disfrutando del aire libre, y qué mejor forma de hacerlo que compartiendo un deporte que nos guste con nuestro amigo de cuatro patas.

En la lista de los deportes más comunes encontramos:

El running y el senderismo son los más comunes y conocidos. Dar un paseo en tan buena compañía siempre es de agradecer.

Para perritos familiarizados con las ruedas de las bicicletas y con las carreras continuas de gran aguante, podemos optar sin dudar por el bikejoring, montar en bici junto a tu perro. Para ello hay en el mercado correas especiales que hacen que sea más cómodo para ambos el ir al mismo ritmo.

Si tu perro es un amante del agua, podrás sin duda disfrutar de la natación con él. Es un deporte ideal para perros con problemas de sobrepeso o de espalda, ya que les ayuda a mejorar la coordinación. Si lo acompañas de una pelota podréis ejercitaros y divertiros mucho más.

No solo las pelotas pueden ser lanzadas. El disc dog o lanzamiento al aire de frisbee se puede convertir en un «lanza y atrapa acrobático» cuando se coge algo de práctica con él.

Esperamos haberos dado algunas ideas para practicar deporte al aire libre con vuestra mascota durante este verano.

¿Te animas a probarlas?

El sistema cardiovascular.

Hoy os queremos explicar el aparato cardiovascular. El sistema cardiovascular es un circuito que tienen nuestras mascotas para llevar todo el riego sanguíneo a los diferentes tejidos y órganos.

 

 

 

 

Para mover este circuito tenemos un motor muy potente que es el corazón, es el que bombea la sangre con suficiente fuerza para distribuirla y luego recuperarla. Su sistema de tuberías y conductos están compuestos por las arterias y las venas.

¿Qué cosas puedo observar en mi mascota que esté relacionado con este sistema?

Debo observar siempre que mi mascota tiene una coloración rosada de las mucosas, las mucosas son la lengua, las encías, el color de la piel… Siempre,  siempre deben ser rosadas. Si adquieren colores azulados o morados (cianosis), o muy pálidos o amarillos debes acudir con la mayor brevedad posible a tu veterinario.

 mucosas cianóticas

 

mucosas pálidas

 

Si la respiración de tu peludo se torna dificultosa… En los CÁNIDOS es habitual el “jadeo”, a veces, en situaciones de estrés, calor, o tras hacer ejercicio el “jadeo” se acentúa. No obstante, si aumenta su frecuencia y notas algún otro signo fuera de lo normal, consúltalo con tu veterinario.

Por el contrario, esto es diferente en los FELINOS, ya que, no es nada frecuente que “jadeen” y en muchas ocasiones está relacionado con alguna patología. Si ves a tu gatito/a jadear, debes acudir a tu veterinario a que realice una exploración completa y auscultación cardíaca y pulmonar.

Por último os hablaremos del motor… El corazón. Es muy frecuente en pacientes geriátricos que puedan llegar a desarrollar soplos cardíacos. Es bastante común y se deben realizar pruebas cardíacas como: ecografía del corazón, electrocardiograma, radiografías de tórax y análisis completo. Los tratamientos en base a los resultados de las pruebas cardíacas son MUY EFICIENTES y ¡seguro que con un correcto tratamiento su peludo estará estupendamente!